¿Estas confundido?

Cuando  se habla  de desarrollo organizacional, de mejora cualitativa de una organización, surgen tantas versiones, métodos tecnologías, modelos que nos fragmentan  y confunden.

¿Cuál seguir? Elipso ha descubierto que todo método, tecnología, modelo, contribuye al desarrollo y mejora organizacional, sin embargo si estas aportaciones no se integran estructuralmente, pasan como  nubes, como buenas intenciones no logradas.

El A, B ,C del desarrollo organizacional establece los principios que aclaran la confusión,  reduciendo la diversidad mezclada a una unidad sistémico coordinada en tres fases.

Todas las metodologías son útiles para el desarrollo organizacional. El problema es cuando las mezclas. Que tengas más, no significa, mejor, si uno interfiere en el otro, crea disfunción cuantitativa.Lo anterior es causa de confusión porque si bien  una tecnología es útil y funcional,  si no se integra estructuralmente con otras se interfieren mutuamente.

Elipso propone integración dando como resultado estructuras sistemáticas.

La clave está en la  estructura,  a su vez la clave de la evolución estructural está en la calidad del flujo entre las partes que componen dicha estructura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *